En las calles

4 coworkings en la ciudad contra toda procrastinación millennial

Piensa en tu marca personal. No trabajes en una oficina aburrida.

Los  coworkings llegaron a México hace cuatro años, como un reflejo de del mundo laboral. Cada vez hay más freelancers y start ups: para todos ellos trabajar en casa es correr el peligro de la procrastinación. Aquí entran los coworkings, espacios laborales donde uno no está demasiado solo y tiene todo lo que requiere para concentrarse.

Visitamos 4 espacios de coworking muy distintos entre sí para darnos una idea:

Público

Público abrió hace tres años y tiene cuatro sucursales: dos en Polanco, una en la Condesa y una en la San Miguel Chapultepec. 

En los pasillos del edificio conviven principalmente fotógrafos, arquitectos, diseñadores, publicistas y artistas que intercambian sus talentos y el espacio se convierte en un mundo creativo donde nacen nuevas ideas y proyectos. La interacción que el diseño del lugar genera, crea networking y comunidad entre los que trabajan allí.

Junta en #Moliere50📍. 👍💼 • • • #CDMX #Polanco

A post shared by Público (@publi.co) on

 

Centraal

Centraal abrió hace un año y está ubicado en una casa en Zamora, en la Condesa. Este coworking está destinado más que nada a start ups de innovación tecnológica. Su alianza con Google los convierte en el único Tech hub partner en México.

The Pool

The Pool tiene espacios de trabajo en Polanco y en la Juárez. Los espacios son juveniles e incitan a la interacción: hay un futbolito y una terraza con mesas de picnic en la que hacen eventos recreativos.

También ofrecen talleres no exclusivos para sus clientes y cada cierto tiempo tienen noches de networking solamente para mujeres.

CoLabora

CoLabora se identifica como un coworking boutique. Mientras la mayoría de los coworkings tiene capacidad para alrededor de 200 personas, ellos para 36. CoLabora busca ser mucho más hospitalario y ofrecer un servicio completamente personalizado.

Advertisements